Por qué se agrietan o rajan los tomates

Hoy quiero contarte la razón por la que se agrietan o rajan los tomates. Si cultivaste tomates alguna vez estoy seguro de que te los habrás encontrado más de una vez con grietas o algunas rajas es algo muy común y puede ocurrir por varios motivos, pero no te preocupes porque con unas sencillas prácticas podemos evitar su aparición.

agrietan o rajan los tomates

Lo primero que quiero que sepas es que el rajado o agrietado del tomate no se produce por ningún tipo de enfermedad. Además estos tomates se pueden comer y están sanos. Estas grietas aparecen por otras razones, las cuales voy a citar a continuación.

Exceso de riego

Como muchos ya sabéis, a la planta del tomate le gustan los riegos constantes y uniformes. Sin embargo, cuando se riega en exceso provoca que los tomates se hinchen de una forma excesiva. Por esa razón tan sencilla termina agrietando o rajándose su piel. Por este motivo, si en alguna ocasión no podemos regar las tomateras, es mejor no regar en mayor cantidad ya que provocaremos el rajado del tomate.

Abonado excesivo

Otra causa común por la cual se agrietan o rajan los tomates es un abono excesivo, sobre todo si predomina el nitrógeno en el suelo. Es casi imposible de detectar pero aun así podemos prevenirla evitando la costumbre de abonar constantemente con la idea de tener unos tomates mas grandes.

 tomate rajado

Cambios en la temperatura

Para que esta causa, también bastante común, se de en tu cultivo tienes que vivir en una zona en la cual la temperatura entre el día y la noche tenga una notable diferencia. La razón es muy sencilla, durante las horas de calor el tomate se hinchará y durante las horas de frío disminuirá notablemente su tamaño, por este motivo se agrietan con facilidad.

¿Cómo evitarlo?

Una vez conocemos las causas más comunes para que nuestros tomates se rajen o agrieten evitarlo es muy sencillo. En primer ligar debemos regar siempre con la misma frecuencia y  hemos de evitar pasarnos en exceso. Si podemos aplicar algún acolchado natural mucho mejor ya que este mantendrá la zona con cierta humedad.

Es muy importante que nos informemos del estado en el que se encuentra nuestro suelo, de esta manera conoceremos las necesidades de nutrientes de las plantas que vayamos a cultivar y podremos abonar en consecuencia. Gracias a ello no solo evitaremos el rajado del tomate sino también la aparición de plagas o enfermedades.

Por último, otro consejo es que intentes recolectar los tomates un poco antes de su maduración si te molestan las grietas de este. Personalmente las rajas o grietas no me molestan pero, si quieres que no aparezcan, es un buen truco.

¿Y a ti se te agrietan o rajan los tomates? Déjame tu opinión en comentarios y si te fue de utilidad puedes ayudarme compartiéndolo en tus redes sociales  y recuerda que puedes seguirme totalmente gratis en Instagram y en YouTube.

16 comentarios

  1. Angeles