Cultivar mandarino en maceta

En el artículo de hoy te doy 7 recomendaciones para cultivar un mandarino en maceta, os garantizo que es posible tener frutales en maceta y que estos den buen fruto. con unos buenos cuidados cualquier árbol puede vivir en maceta y dar una buena producción.

Cultivar mandarino en maceta

Es una de las mejores opciones que existen para los cítricos como el mandarino, ya que éstos se adaptan muy bien a diferentes zonas de cultivo. Al margen de los consejos que hoy veremos debéis colocar la planta en un lugar protegida de los vientos fuertes.

Vigila la presencia de plagas y enfermedades al igual que con otras plantas y toma las medidas necesarias para controlarlas. Y siguiendo éstos 7 consejos que valen oro para tu mandarino en maceta conseguirás un frutal sano y productivo.

1. Variedad adecuada

El mandarino es un árbol nativo del sudeste asiático, pero tiene muchas variedades debido a su dispersión por todo el mundo, es importante escoger la variedad mas idónea para vuestra zona y para el cultivo en maceta.

Si vives en una zona de clima frío, es importante elegir una variedad que sea resistente al frío, sería conveniente informarnos sobre por ejemplo las temperaturas mínimas o máximas y tenerlas en cuenta a la hora de dónde estará vuestro mandarino.

Es importante considerar el tamaño de la planta adulta, ya que algunas variedades pueden crecer mucho. Si tienes poco espacio puedes comprar una variedad enana que cada vez están mas de moda. Te dejo el vídeo para que lo veáis todo paso a paso.

2. La mejor maceta

La maceta debe ser lo suficientemente grande como para que la planta pueda crecer y desarrollarse adecuadamente, para el cultivo de cítricos yo siempre recomiendo como mínimo unos 60 centímetros de profundidad y 50 cm de diámetro.

La maceta tiene que tener buen drenaje para evitar el encharcamiento lo cual no soportan la mayoría de las plantas que cultivamos. Si no drenase bien las raíces se pudren y comienzan los problemas hasta que perdemos nuestro frutal.

En cuanto al tipo de maceta se puede usar tanto de plástico como de barro, ambas son buenas, mi consejo es que si las tienes como me pasa a mi pues uses lo que tengas y si las vas a comprar pues dependiendo de lo que vayas a plantar escoge una u otra.

3. El sustrato

El sustrato debe ser ligero y con buen drenado. Un buen sustrato que contenga nutrientes que estimulen su crecimiento, yo lo que suelo usar es una mezcla de tierra vegetal, arena y humus de lombriz o compost y perlita la cual retenga bien la humedad.

4. Como hacer el trasplante

Sumergiremos el mandarino como 10 o 15 minutos antes en agua, con esto logramos que las raíces se hidraten y la planta sufra menos estrés con todo el proceso. Una vez tenemos el árbol en su maceta tenemos que buscarle un lugar que este a media sombra.

Lo pondremos a pleno sol pero más adelante, o bien dejarlo en un lugar que reciba sol directo pero de la tarde cuando ya no calienta tanto. Cuando pasen unos días y veamos a la planta feliz éso es que ya se va adaptando ya se puede poner a pleno sol sin problemas.

5. Un lugar adecuado

Debemos colocar nuestro mandarino en un lugar adecuado, los mandarinos necesitan mucha luz solar para florecer y dar frutos. Una vez este adaptado debe recibir al menos seis horas de sol directo al día, si pueden ser mas pues mucho mejor.

También es importante proteger la planta de las heladas en invierno. Si vives en una zona con un clima muy frio puedes incluso proteger la planta, sobre todo cuando es joven envolviéndola con una manta térmica. Una vez crecen y aguantan ya no será necesario salvo que donde vivas las heladas sean realmente fuertes.

6. Los riegos

Los mandarinos necesitan un riego regular, pero no excesivo. La tierra debe estar húmeda, pero no encharcada, en el trasplante se regará más, pero esto es solo la primera vez para corregir las bolsas de aire que se pueden formar y que perjudican a las raíces.

Como es lógico en verano vamos a necesitar regar nuestro mandarino con mas frecuencia que en invierno, y como siempre digo adaptar el riego a vuestro clima es de vital importancia. Al final es adaptarse y tener siempre la maceta con una ligera humedad.

7. Abonado

Los cítricos en general necesitan un aporte regular de nutrientes para crecer y desarrollarse adecuadamente. Se recomienda fertilizar la planta con un fertilizante rico en potasio y fósforo, dos nutrientes esenciales para la floración y la fructificación.

Personalmente cuando el árbol ya esta establecido me gusta añadirle una vez al mes un buen puñado de humus de lombriz. Además de los fertilizantes líquidos que vimos en el canal y otros que están en mi ultimo libro `Secretos para curar tus plantas´.

¿Conocías el gusano del alambre? Recuerda visitar mi tienda online Tricodiz y puedes seguirme en Instagram o en YouTube para no perderte nada.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Iván Vázquez Muñoz | Uso: Administración de los comentarios | Legalidad: Sin tu consentimiento no se hace nada | Quién recibe estos datos: No se cede los datos a nadie | Tus derechos: Si quieres acceder a tus datos, modificarlos o eliminarlos, solo tienes que pedirlo | Más info: En mi apartado legal.