logo

Abonos y remedios

Lejía de ceniza, el mejor insecticida

Hoy vamos a ver paso a paso cómo preparar lejía de ceniza, el mejor insecticida, fungicida, acaricida y además fertilizante para nuestro huerto o jardín. También es ecológico y sostenible […]

COMPARTIR TWITTEAR GUARDAR
VER VIDEO

Hoy vamos a ver paso a paso cómo preparar lejía de ceniza, el mejor insecticida, fungicida, acaricida y además fertilizante para nuestro huerto o jardín. También es ecológico y sostenible puesto que vamos a usar  algo que generalmente desecharíamos.

Lejía de ceniza, el mejor insecticida

Si quieres ver paso a paso cómo tamizo la ceniza, hago la proporción y lo preparo aquí te dejo el vídeo para que no te pierdas nada. Además te contaré trucos y consejos para que te salga bien y cómo usarla correctamente.

Materiales

Para hacer la lejía de ceniza precisamos como es obvio ceniza de madera, es muy importante utilizar de madera limpia, ni aglomerados, ni maderas con plásticos, grasas de barbacoas etc. ceniza únicamente de madera sin más.

Esta ceniza debemos tamizarla muy bien antes de preparar la lejía de ceniza, usaremos agua a ser posible de lluvia o reposada, es decir del grifo que dejamos en un cubo o recipiente sin tapa durante 48 horas, así se va el cloro y otras cosas que le suelen añadir.

También vamos a precisar un palo de madera para remover la mezcla, y un recipiente donde vamos a mezclar la ceniza con el agua. Para hacer la mezcla podéis poneros guantes y mascarilla ya que el polvo de la ceniza es muy fino y no conviene respirarlo.

Cómo se hace

Por cada parte que añadamos de ceniza se debe añadir 2 partes de agua. Una vez este todo mezclado lo removeremos con algo de intensidad hasta notar que la ceniza se ha diluido por completo, esto es un paso muy importante.

Si ya lo mezclaste muy bien y en la superficie quedan restos de carbón o algún elemento que no es la ceniza podemos volver a colarlo sin ningún problema y estos restos tanto los tamizados como los que surjan después se tiran al montón de compost.

Podemos hacer una prueba de densidad para saber si lo hicimos bien. Se puede hacer con un huevo o una patata lo que tengáis a mano, la idea es que si flota la densidad es elevada por eso no se hunden y si no flota pues hicimos mal la mezcla de proporción lejía ceniza.

Dejar reposar

Llegados a este punto el siguiente paso será tapar el recipiente y dejarlo en un lugar a semisombra, que no le de el sol directamente. Lo dejaremos reposar 24 horas, y lo filtraremos para quitar todo el carbón y cualquier resto que veamos en la superficie.

Lo dejaremos otras 24 más y pasadas ya 48h la lejía de cenizas esta lista, ha cambiado de color y la filtraremos por completo. Es importante colarla bien ya que si lo aplicaremos con un pulverizador o atomizador no queremos que éste se obstruya con cualquier impureza.

Uso

Las proporciones según la fuente que revises te dirán cada uno una cosa, por tanto tendrás que probar. A mí en lo personal y tras probarlo ya por mas de dos años me gusta por cada litro de lejía de ceniza añadir 10 litros de agua.

Si tu pulverizador es pequeño que en una casa es lo habitual, simple, consigue un cubo o capazo con marcas de litros, diluye un litro en 10 o medio litro en 5 litros de agua y listo. Luego llenas el pulverizador con la mezcla lista y sin pasarte en la dosis.

Trucos y consejos

Mi consejo como siempre es que evitéis usarlo en las horas mas cálidas del día, por vuestro bien y por el de las plantas. Con nuestro insecticida mantendremos a raya hormigas y pulgones y cualquier plaga con la que nos encontremos.

Lo conservaremos en un lugar fresco y oscuro y os durara meses. Lo podéis guardar en garrafas pero que no les de luz ni calor. No es necesario remover el cubo con la ceniza todos los días pero si queréis no es una mala idea para que se diluya completamente.

A mi me ha funcionado bastante bien sobre todo contra hormiga y cochinilla, pero como siempre digo tenéis que probar, la verdad es que con insecticidas caseros y sencillos no es necesario usar químicos y tanto tus plantas como tu salud te lo agradecerán.

Además al ser ecológico no tiene un plazo de seguridad, simplemente si queremos comernos un tomate que se mancho con lejía de ceniza lo limpiamos con agua y ya está. Es un producto que no te puede faltar para tus plantas ya que es muy versátil.

Recordad rociar tanto la parte superior de las hojas como la inferior que es una cosa muy obvia pero en ocasiones nos olvidamos que en la parte baja es donde se esconden las plagas. Os recomiendo aplicarlo cada 2 o 3 semanas.

¿Te animas a preparar tu propia lejía de ceniza? Recuerda visitar mi tienda online Tricodiz y puedes seguirme en Instagram o en YouTube para no perderte nada.

También te puede interesar

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Iván Vázquez Muñoz | Uso: Administración de los comentarios | Legalidad: Sin tu consentimiento no se hace nada | Quién recibe estos datos: No se cede los datos a nadie | Tus derechos: Si quieres acceder a tus datos, modificarlos o eliminarlos, solo tienes que pedirlo | Más info: En mi apartado legal.