logo

Cuidados del Huerto

La podredumbre apical

Cuando cultivamos tomates y estos comienzan a madurar, puede ocurrir que aparezca la podredumbre apical. Esto puede ocurrir en el tomate, el pimiento incluso en las berenjenas, también se le […]

COMPARTIR TWITTEAR GUARDAR
VER VIDEO

Cuando cultivamos tomates y estos comienzan a madurar, puede ocurrir que aparezca la podredumbre apical. Esto puede ocurrir en el tomate, el pimiento incluso en las berenjenas, también se le conoce como enfermedad de la peseta o como le decía mi abuelo “tomate con el culo cagao”, esto suele ser principalmente debido a la falta de calcio.

La podredumbre apical

El síntoma mas claro y visible es que podemos ver como en la base de los frutos aparece una mancha marrón o negra, hundida y dura al tacto. Pese a lo que pueda parecer esto no ocurre por ningún hongo, insecto o enfermedad, se debe a la carencia del calcio.

La podredumbre apical

Que aparezca la podredumbre apical en nuestros cultivos no significa que el suelo no tenga calcio, puede tenerlo pero no estar disponible para las plantas. Si quieres saber las causas y como ponerle solución en este video te lo explico de una forma sencilla.

Solución

Para tratar la podredumbre apical podemos aplicar fertilizantes orgánicos ricos en calcio, igual que las cascaras de huevo que son ricas en carbonato calcio, el problema que presentan es que ese calcio tardara meses en estar disponible, es mejor compostarlas.

Evitaremos los abonos ricos en nitrógeno, esto ocurre cuando la gente aprende a preparar purín de ortigas, y se lo aplican a lo loco, cuando las plantas reciben mucho nitrógeno se dedican a crear muchas hojas y esto puede ocasionar carencia de calcio en frutos.

Aplicar riegos adecuados también es de vital importancia, riegos muy excesivos pueden ocasionar que las plantas no absorban suficiente calcio, lo mismo ocurre con la carencia de riego ya que el calcio es un elemento que no se mueve hacia las plantas sin agua.

Por ultimo puede ser que nuestras plantas tengan un sistema de raíces pequeño, esto suele ocurrir con los riegos localizados como un sistema de riego por goteo. Para evitarlo regaremos en el entorno de las tomateras para estimular la expansión de las raíces.

¿Conocías la podredumbre apical? Si te quedo cualquier duda la resolvemos bajo en los comentarios. Recuerda que puedes seguirme en Instagram y en YouTube.

También te puede interesar

Comentarios

2 respuestas a “La podredumbre apical”

  1. Glory dice:

    Justamente es lo que andaba buscando, gracias Iván por tus súper consejos siempre tan acertados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Iván Vázquez Muñoz | Uso: Administración de los comentarios | Legalidad: Sin tu consentimiento no se hace nada | Quién recibe estos datos: No se cede los datos a nadie | Tus derechos: Si quieres acceder a tus datos, modificarlos o eliminarlos, solo tienes que pedirlo | Más info: En mi apartado legal.